viernes, 14 de mayo de 2010

Los vikingos saqueando España Part II

"Otra vez vinieron - los lordimanos - en el mes de junio del año 896 ( corresponde al año 858 del calendario gregoriano )e hicieron muchos homicidios en Lisboa" Cronica Profetica."

En aquel tiempo cien naves de los normandos vinieron a Galicia y despues de tres años volvieron a su pais" Chronicon Iriense.
En un lugar no determinado de la costa sur de Inglaterra se concentraron las naves de dos formidables caudillos; Hasting y Bjorn Jernside ("Costado de Hierro").
Del primero nos habla Saxo Grammaticus, autor de las Gestas Danorum y lo llama indistintamente Hading o Hasting. Narra de él unas historias fantasticas de juventud. Su expedición del 858 al 860 y la guerra en Lituania que llevó en años posteriores. Nos habla de él como de un caudillo " astuto, vigoroso, temible e impredecible".
Si poco sabemos del linaje o "stirpes" de Hasting, la de Bjor Jernside no ofrece dudas. Era hijo de Ragnar Lodbrok ( Calzones Velludos"), "Jarl" que fué en Dinamarca y luego rey de este pais. En el 845 Ragnar saqueó Paris imponiendo el "Danegeld" a los francos. Ya como rey de Dinamarca llevaria una vigorosa campaña contra los Rutenios y los Lituanos. Tanto el como sus hijos fueron merecedores de una saga propia; "Saga de Ragnar Lodbrok y sus hijos". Estos dos caudillos, reunidos decidieron emprender una expedición con un ambicioso proyecto; saquear Roma y de paso todo lo que encontraran a en su camino.
Esta vez la flota no iria costeando el norte de la península, fueron directamente al Faro Brigantino. Sin duda su objetivo inicial era saquear la ciudad de Santiago de Compostela, cuya fama se había extendido ya por la Cristiandad, una rica presa. decidieron utilizar la Ria de Arosa como vía de penetración. Saquearon Iria Flavia y pusieron sitio a Santiago de Compostela. Durante dos semanas los habitantes defendieron la ciudad ( con grandes dificultades ya que esta apenas tenía murallas ) pero viendo las dificultades de mantener la defensa aceptaron pagar un alto "Danegeld" para evitar el saqueó. Una vez pagado este los vikingos volvieron a intentar el asalto y fue en ese momento que apareció el conde Don Pedro de Pravia al mando del ejercito que el rey Ordoño I ( hijo de Ramiro I ) había reunido. Tras un duro combate los vikingos fueron derrotados y obligados a embarcar.
La " Cronica Albeldense" es deplorablemente escueta en este sentido: -"En aquel tiempo los normandos vinieron de nuevo a las costas de Galicia, donde fueron derrotados por el conde Pedro". La expedición tenía otro objetivo por lo que era absurdo porfiar en la toma de esa ciudad que se revelaba problemática, además habían cobrado el "Danegeld" por lo que continuaron su camino.
Las consecuencias de este ataque al reino de Asturias tuvo varias consecuencias. Por un lado la agilización de las construcciónes defensivas a lo largo de la costa que ya se habían iniciado con Ramiro I y que concluirían en el reinado de su nieto Alfonso III "el Magno". La lentitud de las obras venia dada por la fortificación de las ciudades de Amaya, Leon, Astorga y Tuy que marcaban la expansión sur del reino asturiano.
La otra consecuencia sería el traslado de la sede episcopal del obispado de la ciudad de Iria Flavia, que se había demostrado como demasiado vulnerable a los ataques de esta nueva amenaza, a la reciente ciudad de Santiago de Compostela. Ello daría lugar a un mayor impulso de este lugar.
Continuó la expedición de Hasting y Jernside por tierras del Al Andalus. desembarcaron en los alrededores de Lisboa pero esta vez no trataron de tomar al asalto esta ciudad, en su lugar se limitaron a saquear los alrededores y hacer aguada para continuar la navegación a lo largo de la costa en dirección sur.
La bibliografía arabe de este tiempo es abundante y de ella copiarán la tambien abundante historiografía cristiana posterior. Por ella sabemos que la expedición tomó al asalto la ciudad de Algeciras, saqueandola y destruyendo la gran mezquita que allí había y que llamaban "Alhadra". trataron de continuar por la ruta de la anterior expedición, Guadalquivir arriba para alcanzar la ciudad de Sevilla, pero Mohamed I Ibn Abd al Rahman, que ya había sido informado por los emisarios de Lisboa de la llegada de esta nueva partida de "Al Magus", había movilizado el ejercito y la armada creada por su padre con motivo de la primera llegada vikinga. Ambas flotas chocaron en un punto indeterminado de la desembocadura del río Guadalquivir y esta vez la peor parte se la llevaron los vikingos que perdieron dos naves y decidieron abandonar la idea de saquear la ciudad de Sevilla.
Abd al Rahman tambien había mandado construir a lo largo de la costa atlantica y mediterranea "ribats" ( torres fortificadas defendidas por milicias "Ghazis", creyentes musulmanes movilizados en guerra contra el infiel, para proteger las costas y poder tener pronta noticia de la llegada de tan peligrosos extranjeros a la mayor brevedad posible.
Mientra Hasting y Bjorn decidieron probar suerte más al sur. Probaron y tuvieron fortuna ya que saquearon la ciudad de Ashila o Arzila en la costa Atlántica de Marruecos.
El geográfo hispano-musulmán Ubayd al-Bakri ( ojo no confundir con Yahya ibn Hakam al-Bakri embajador de Abd al Rahman entre los vikingos y conocido por el sobrenombre de Al-Ghazal ) escribió en su obra "El libro de los caminos y los reinos :-"Los al magus atacaron por segunda vez este lugar (Algeciras), después de que tras abandonar las costas de Al Andalus fuesen empujados por una tormenta hacía el puerto de Ashila".
Trás este segundo ataque a Algeciras atravesaron el estrecho de Gibraltar y saquearon la ciudad africana de Nekor a unos cincuenta kilometros al oeste de Melilla.
Respecto a estos dos saqueos de ciudades africanas O´donovan en su estudio "Tres fragmentos copiados de otras fuentes más antiguas por Dubhaltach Mac Firbisigh" cuenta como los vikingos "lachlanns" desembarcaron en Irlanda donde comerciaron con ricos objetos de procedencia exotica y con esclavos "hombres azules". Posiblemente sea la primera mención de esclavos negros o tuarengs en esta lejana zona de Europa.
Continuó la expedición costeando el sur de la península y llegando al llamado reino de Todmir ( con este nombre era conocido entre los árabes un reino feudatario del califato cuyos límites comprendían la actual comunidad autónoma de Murcia parte de la provincia de Alicante y parte de la de Almería, el origen de su nombre esta en el de un conde visigodo renegado de nombre Teodomiro a quien se concedió la gobernación de este territorio trás la caida de la monarquía visigoda ). Allí saquearon la ciudad de Uriwala ( Orihuela ) y todo su territorio de alrededor. Menorca, Mallorca, Ibiza y Formentera tampoco escaparon a las atenciones predadoras. Llegaron al Rosellon ( en el sur de la actual Francia ) no antes de saquear un par de monasterios cercanos al río Ter. En el Rosellon tomaron una isla en medio del río Ródano, en la zona conocida como "La Camarga" y allí decidieron pasar el invierno.
Invernaron los vikingos en la isla de la Camarga más no estuvieron ociosos. Los Anales de San Bertín (88) refieren:" pero los daneses que estaban en el Ródano penetraron destruyendo hacia el interior hasta Valence; despues de haber saqueado toda la región, volvieron a la isla donde habían levantado sus cuarteles".
Entre las ciudades saqueadas se encontraban Nimes y Arles. Al menos tuvieron un enfrentamiento serio con las tropas del conde Gerhard del Rosellón y de Provenza. Pero como estaban descansando no insistian en las zonas más protegidas y permanecieron el resto del invierno en su bien defendida isla.
Con la llegada de la primavera aproaron hacia la costa italiana. según diferentes fuentes saquearon Genova y la ciudad de Luna unas doscientos kilometros al norte de Roma. Este saqueo pondria punto final a su aventura italiana. Refiere Dudo de Normandia, aunque probablemente se confunda con la ciudad de Génova, que la ciudad de Luna fue tomada por medio de un ingenioso engaño. Cuando llegó la flota vikinga encontró el puerto fuertemente protegido por ello Hasting ideo un medio de saquear la ciudad evitando el asalto frontal que les hubiera sido muy costoso. Una delegación vikinga se acercó a la ciudad y relató a los notables que eran un grupo que viajan a la lejana Constantinopla para servir como tropas al emperador de Bizancio.
Su caudillo, que era cristiano, acababa de morir y su última voluntad habia sido que se le enterrara en terreno consagrado, por ello solicitaban de las autoridades de la ciudad permiso para poder enterrar con los honores debidos a su lider. Las autoridades aceptaron encantadas que una comitiva condujera el ataud para ser enterrado en la catedral. Los vikingos entraron escoltando el feretro donde yacía el propio Hasting haciendose el muerto, bajo las ropas de luto ocultaban sus armas. Cuando el obispo, revestido con todas las galas de su cargo, se acercó para bendecir el cadaver y conducirlo al interior de la catedral se dió la señal. De un salto Hasting se incorporó y de un fuerte espadazo dejó vacante la sede episcopal, el resto de la comitiva atacó a los notables allí reunidos que estabn tan conmocionados que apenas se defendieron. Entretanto el resto del ejercito tomaba el puerto y con este el resto de la ciudad. El botín fue enorme. La saga de Ragnar Lodbrok y sus hijos afirma que tanto Hasting como Bjorn Costado de Hierro estaban convencidos que la ciudad era la propia Roma y que dandose cuenta de su error reaccionaron de la forma más lógica; pegaron fuego a la ciudad.
De vuelta a la isla que dejaran en la Camarga decidieron que ya era tiempo de regresar a su tierra, los barcos estaban cargados de riquezas y de esclavos por lo que pusieron rumbo sur. Y por el camino saquearon Pamplona
En este punto la historiografía no se pone de acuerdo si esta hazaña se produjó tras abandonar la isla de la Camarga o al llegar a la "hipotetica" base que se cree que tenia en la ría de Guetaria-Mundaca.
Si fue tras abandonar territorio frances la ruta lógica hubiera sido internarse en el río Ebro y luego el Arga hasta llegar a la ciudad de Pamplona por uno de los afluentes. Si hubiera sido por el otro camino habrian remontado el Bidasoa. Pero no se sabe a ciencia cierta. Lo que esta claro es que en el año 859 los vikingos saquearon esta ciudad y tomaron prisionero al propio Garcia Iñiguez hijo y sucesor de Iñigo Arista. Este tuvo que pagar un rescate que según Ibn al-Atir e Ibn Hayyan fue de 70.000 dinares de oro. " Pasaron las naves infieles a Pamplona donde aprisionaron a su gobernador García, quien se liberó mediante el pago de un rescate de 70.000 dinares. "Libro de los Ejemplos". Ibn Khaldun.
Fernando Prado

No hay comentarios:

Publicar un comentario