martes, 26 de abril de 2011

El conde Gonzalo Sánchez de Galicia y su victoria ante los vikingos

Gonzalo Sánchez fue un conde gallego nacido hacia el 920. Como otros muchos hombres de esa época, sus orígenes habría que encontrarlos en las montañas astures. Siendo sus antepasados los viejos repobladores que desde las montañas de Asturias reconquistaron Galicia a los musulmanes del califato de Omeya, repoblando a posteriori esas tierras con nobles y guerreros cristianos procedentes de la cornisa cantábrica.
En el 956 - 958 se rebeló contra el rey de Leon Sancho I “el Craso”. En las crónicas oficiales se le acusa de envenenar con una manzana al propio rey.
Pero quizás el caso mas interesante y destacable de este personaje sea durante el reinado del también rey leones Ramiro III (966-985).
En esos tiempos las costas del cantábrico fueron nuevamente atacadas por una importante flota de barcos vikingos, muchos opinan que esta tercera oleada fue la mas numerosa a la par que importante. Y sería otra vez un Ramiro quien pondría fin a los ataques y saqueos.
El caudillo noruego Gunrod, sembró el terror por la costa, saqueando y consiguiendo un importante botín. Al llegar a Galicia se adentraron en el interior de la región, llegando incluso a las inmediaciones de la capital del reino (Leon).
Ramiro III con bastante esfuerzo consiguió convocar a la mayoría de los nobles de su reino, compuesto en esos tiempos por el ducado de Cantabria, Condado de Castilla, Leon, Galicia y Asturias. Las huestes de estas comarcas marcharon para poner fin a la invasión vikinga del reino. El gigantesco ejercito y sus nobles, se pusieron al mando del conde Gonzalo Sánchez y el obispo San Rosendo. Ellos combatieron a los vikingos de Gunrod hasta obligarles a retirarse a las costas, donde se encontraban sus barcos a la espera. Allí siguieron luchando hasta conseguir derrotar a los vikingos, quemar sus naves y recuperar el botín que habían robado.
El conde Gonzalo Sánchez, no tuvo clemencia con los vencidos, y ejecuto a todos los vikingos que habían sido hechos prisioneros tras la derrota de sus ejércitos.

1 comentario:

  1. El artículo confunde a Gonzalo Menéndez, que defendió la frontera en 956-58 y envenenó al rey Sancho el Craso en 966, y a Gonzalo Sánchez, del que sólo conocemos su victoria sobre los vikingos y una posible ubicación de su feudo en la comarca de Ulloa..

    ResponderEliminar